Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

martes, 12 de junio de 2007

¿Las Malas Compañias?

¿LAS MALAS COMPAÑIAS?


EL GATITO CORRETEÓ JUGUETÓN ENTRE SUS PIERNAS. Con la pequeñita lengua raspó meloso el sabor de su piel y, cada poquitos segundos, se paraba a olisquear profundamente…
La luz estaba apagada y sólo se oía a un señor hablando a través de la pantalla del televisor cosa que, al parecer, al minino no le molestaba pues en ningún momento dejó de lado aquél cuerpo sinuoso y por encima de todo, lleno de aromas.
No entraba nada de la calle, ni siquiera ruidos más o menos indeseables.
Las piernas abiertas no impidieron al gatito contornear todo su cuerpo.
En algunos puntos de aquella estática anatomía, había más tentación para el gato y el gato, caía en ella. Así pasaron muchos días y muchas noches. Con hambre pero muy juntos, hasta que, unos señores con mascarilla, rompieron la puerta a golpes.
El gatito se asustó y salio corriendo por entre las piernas de la gente que no conocía.

Juana le preguntó a Antonia:
- Oye, ¿qué ocurrió la semana pasada en casa de Carmelo?
Una carcajada sonora y espontánea asombró a Juana, pero Antonia contestó:
- ¿No te has enterado? ¡Pues serás la única!
Después de unos minutos alardeando de información explosiva, organizó mentalmente lo sucedido y, acompañándolo de una sonrisa afectada por el aparente escándalo, empezó con el relato:
- Pues, parece que Carmelo se murió mientras dormía…
- ¡No me lo digas! ¡Pobre! ¡Qué triste muerte, me cago en tó!- la interrumpió Juana.
- Pues sí, la verdad… como te iba diciendo, Carmelo se murió de repente y los vecinos tuvieron que llamar a la policía porque no les gustaba cómo olía… ya ves, un día estás y al otro, ¡te has ido!…
- Pero, ¿nadie lo echó en falta? ¿Ni al gatito?
- No, sólo les extrañaba que no apagara la televisión. Como era sordo, ya lo sabes, la ponía muy alta y claro… al no dejar de oírla ni de día ni de noche…
- ¡Virgen del Amor Hermoso! ¿Nadie se extrañó?
- Ya ves- dijo Antonia, buscando la pose adecuada para acabar con la historia.
- Eso no es todo…
- Cuenta, cuenta…
- Verás, por lo visto Carmelo tenía una mujer de esas de plástico… para desahogarse, ya me entiendes-Antonia se tapó la boca con la mano, muy pudorosa.
Juana, mantenía la suya abierta.
- Si mujer, de esas que se hinchan y luego se usan… ¡ya me entiendes!
- ¡Ah!- Juana, seguía embobada.
- Pues, parece que le dio lo que le dio cuando estaba en plena faena, ¿qué te parece?
- ¿Y el gatito? ¿Qué ha sido de él?
- Cuando echaron abajo la puerta se lo encontraron husmeando a la muñeca pero salió haciendo fu y no le han vuelto a ver…
Las mujeres quedaron allí, pegadas al suelo durante un rato más. Después se fueron a hacer la comida porque las dos cuidaban de sus maridos enfermos.

Queralt. 12/06/07

PARA MÁS Y MEJORES HISTORIAS:
http://elcuentacuentos.com

8 comentarios:

Oski dijo...

Pues yo fiel a blogger porque me resulta más sencillo te dejo el coment aquí.

Me gustó tu relato Queralt pero permíteme que te diga una cosa: ¡qué gato tan vicioso! jajajaja.

Tiene su punto trágico cuando fallece el hombre y nadie se da cuenta y el punto cómico por el gato enamorado de la muñeca...

Una gran mezcla.

Un abrazo con sabor a cerza

Cuervo dijo...

jajajaja, me he reido mucho con las vecinas cotillas y la mujer de ess que se hinchan, ya sabes, pa desahogarse...

muy divertido, y con un puntito trágico, como comenta oski... pro tan frecuente hoy en dia...

y ahora un poco de crítica (que espero que no moleste): me rechina un poco el final. no esta redondeado, es como demasiado abrupto, da la sensación de que querías acabar pronto el rlato y eso fue lo primero que se te ocurrió. A ver, aquí nadie tenemos un nobel de literatura, es solo un cosejillo para ir mejorando poco a poco.

un besazo (te dejo escojer el sabor... aunque creo que ya se la respuesta ;) )

___________________ dijo...

:O, digo :O, e incluso :O

Jajajjaja me has sorprendido completamente, en principio pensé que el cuento iba d eotra cosa ;) . Pero incluso cuando se desvela seguía sin creermelo y es que ... ¡Vaya situación!

Un abrazo,

Pedro.

Pd: Gracias por re-publicar

Sharon dijo...

jajaja me he reído mucho con tu cuento de esta semana.
tiene un poco de todo, parte trágica, parte cómica y además es muy sorprendente! Me ha pasado como a Pedro, con ese principio me imaginaba otra cosa, pero nunca me habría imaginado ese final! XD

Un beso y mil gracias por publicar en blogger!

Klover dijo...

La verdad es que esto es mucho mas comodo sip...supongo que yo tambien me terminare mudando...aunque me resisto mucho ^^

Me ha sorprendido gratamente la historia ^^ (tengo un sueño que no puedo ...perdona que no te comente mas...pero me ha gustado)

Un besito

MARISELA dijo...

Queralt, que buena que te ha quedado esta semana!!! Me ha recordado a una historia de una chirigota de Cádiz, que quedó en primer puesto o el segundo, ahora no lo recuerdo bien.
En fin, a mí me ha resultado cómica desde el principio al fin.
Imagínate, si tardan un poquito más, el gato se zampa al finado Carmelo y a la muñeca rellena jejejejej.
Un abrazo.

Miss Sinner dijo...

Es la primera vez que vengo, pero te he visto en el blog de Fétido y alomojó te interesa firmar la campaña para su regreso: http://www.firmasonline.com/1Firmas/camp1.asp?C=714

Gracias ;)
Un saludo!

Asiria dijo...

Como te va ?
Espero que todo bien y regresen prontos tus cerezas llenas de magia.
Te enlacé el blog, espero no te molestase.
Un abrazo!