Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

lunes, 10 de septiembre de 2007

"NI UNA FLOR, NI UNA MIRADA DE AMOR." (168)

“NI UNA FLOR, NI UNA MIRADA DE AMOR”



SE MORDIÓ LOS LABIOS HASTA QUE LE SANGRARON LOS SILENCIOS… y lo hizo sin esperanzas, sin ilusiones. Sin pensar siquiera por qué estaba allí.
Era fácil romper la piel con los dientes y mucho más, hacer que brotaran gotas de sangre de aquél estrepitoso vacío.

“La vida va en serio” pensaba.
“No quiero que me necesites, no quiero que me esperes... quiero que salgas a encontrar mi corazón. Porque no busco que me entiendas, ya no.”

Malquerida, así se sentía. Olvidada en un rincón al que no quería entrar el amor del compañero pues, por alguna razón, él siempre miraba hacia otro lado.
Le sangraron los labios pero siguió mordiéndolos en silencio. Mientras, el eco del dolor, bramó para sus adentros.

“La vida no es una broma que está a punto de acabar para después reír. La vida es un espejo roto, manchado, viejo y agrietado que no refleja la realidad que vemos”

Sabía muy bien lo que no quería para su vida. Pero allí estaba. Sonriendo.
María era una mujer suave, entrañable, pero vivía en la tristeza porque le faltaban las atenciones, el cariño y la alegría que toda mujer casada podría desear.
¿Qué hacía allí? ¿Qué estaba haciendo?

“Por las mañanas, cuando abro los ojos, no recuerdo quién soy.”

María se quedó dormida una vez más junto a su marido. Espalda contra espalda y rozando las plantas de los pies.
¿Qué hacía María en aquella cama, en aquella casa y en aquél matrimonio?
De la radio salían las notas de una vieja canción… pero a ella nunca le mandaron un ramito de violetas, ni flores por primavera.
En la calle, se oía con gran estrépito el camión de la basura.

http://youtube.com/watch?v=o1UhzRO-S60



Queralt.

Para más y mejores historias empezando con la misma frase:
http://elcuentacuentos.com/

6 comentarios:

El mundo de Yas dijo...

Hacia ya tiempo que no entraba en tu mundo cereciano, no tengo perdon de dios...
Me ha encantado tu comentario en mi blog, tengo que decirtelo porque si estaba animado, has conseguido subir un poquito más mi autoestima reconociendo un esfuerzo que depende de para quien no es facil. Gracias por decir que escribo bien, en realidad solo escribo lo que sale de dentro, sin marcas, ni reglas que me contaminen.
Con respecto a tu escrito me has hecho recordar, no solo las parejas en matrimonio si no tambien esas parejas en la que la mujer parece más un objeto olvidado que otra cosa. Cuantas veces he pensado que para un hombre, cuando consigue a la mujer que quiere dandole todo, luego se le olvida por completo ella, su rostro, su sonrisa, etc, porque ya cumplió su objetivo, simplemente tenerla. Es una pena, con lo bonito que es conquistar a una mujer cada dia de su vida...

Un besote.
Andrés.

мαяια dijo...

Puffffffffff... menudo tedio de vida que nos describes. Una verdadera monotonía totalmente angustiosa y sin sal y pimienta...
Parece tan real que da miedo que algo así pueda pasarte en un futuro... :S
Jejejeje y que la prota se llame María creo que también ayuda a que me de miedo a mi!! Jooolin... :P
Mil besotes y mil aplausos!! ;)

Oski dijo...

Caer en la rutina es a veces una grandísima maldición...

Aunque más lo es el no tener valor para reconocer que quiere cambiar de vida, de pareja y en definitiva de rumbo.

Cuando la vida se torna gris, siempre se merece un cambio.

Un abrazo

wannea dijo...

buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa a mi tampoco me mandan flores, ni nadie me escribe poemas..... buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y eso que en mi cuarto no hay radio..... jo, que bien narrado, me he sentido en la piel de María, tumbada en esa cama y escuchando cada nota en la radio.... jo, bessos

~ dijo...

Hola! Bueno como dice el refrán a la tercera va la vencida y llego a comentarte. Y sabes? Aciertas en sentir eso que dices en la lectura de mi relato porque me pasaba lo mismo cuando lo he leido, como si metiera la frase con calzador, lo he intentado corregir :) Donde sí que no hay nada que corregir es en el tuyo. Das sonido a la mente en el momento en que la realidad se abre paso entre los sueños marchitados.
Un instante el que reflejas muy logrado y mejor expresado. Enhorabuena y sobre todo celebro esa vitalidad con que regresaste!
Un abrazo!

fernando dijo...

Realmente, escribes muy muy bien. Atrapas con tu forma de expresarte, de contar las cosas. Me ha gustado.

Ah, soy un fan de Egipto como tú. Ojalá vuelva pronto allí.

un beso