Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

lunes, 26 de noviembre de 2007

Sueños Rotos... El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación.

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación.

SUEÑOS ROTOS


Su madre lo miraba con amor y severidad. Le había dicho que no saliera de casa pero él, acostumbrado a pasar las tardes jugando con sus amigos en la calle, no había podido resistirse. Ahora estaban allí los dos, bueno, los cinco porque sus tres hermanos correteaban por la estancia, discutiendo con esa pausada lentitud con la que ella siempre se expresaba. El tiempo iba pasando y, entendiendo las palabras de su madre como las entendía, no alcanzaba a comprender de qué hablaba. Se oía un gran barullo a través de las ventanas cerradas. Desde que se rompió el generador no tenían electricidad y en toda la casa no ardía ni una sola vela. Aquella situación le daba miedo porque, además, en el exterior, a alguien se le había olvidado encender las luces. Dentro y fuera todo era negro. Y los ojos de su madre también. La observó en silencio mientras, sus hermanos cenaban la misma comida de todos los días y todas las noches, bajo el resplandor del cariño que aquella mujer, de hábito zaino, regalaba al compás de un escueto mimo.
La puerta que daba a la calle se abrió y apareció un hombre con la cara llena de suciedad y de miedo. Llevaba un fusil en la mano y, con ademanes bruscos ordenó a todos que recogieran algunas cosas, en total un pequeño bulto cada uno y se dispusieran a salir de viaje. Al parecer su padre había enviado a buscarlos y los esperaba en un lugar de las montañas. Poco tiempo después un grupo de vecinos y amigos, todos ellos mujeres, niños y ancianos esperaban que aquel vehículo, con aroma a desierto y desolación, los llevara lejos de su pueblo. Cuando se pusieron en marcha la madre por fin dejó escapar una chispa de luz a través de su mirada y él se sintió muy feliz porque pudo alcanzarla.
Horas más tarde el cielo se iluminó con unas bolas de colores que, al desplazarse por entre las estrellas rutilantes de la primavera, dejaban un sonido extraño. Para verlas sólo tuvieron que alzar la vista pues el pequeño camión iba al descubierto. Los bebés, que hasta ese momento dormían arrullados por sus madres y por lo irregular del camino, se despertaron llorando y los mayores miraron embobados la lluvia de fuego. Ahmet se agarró al brazo de su madre mientras ella intentaba cobijar al resto de sus hijos lo más cerca posible de su falda. Circulaban en fila detrás de una larga columna de más vehículos y esperanzas pero, de todos ellos, sólo a ocho o diez alcanzó el misil remitido en pos de la salvación.
Ahmet y sus hermanos se quedaron quietos alrededor de su madre, todos muy rotos, al igual que sus sueños y lejos de la vieja carretera que quería llevarlos hacia las montañas.
Queralt.
Para más y mejores historias que empiecen con la misma frase:

7 comentarios:

niobiña dijo...

Ufff... Que duro...

En verdad las guerras son sangrientas y muchos niños dan la vida en lugares y momentos que no les pertenecen y siempre en nombre de "algo mejor"...

"Algo mejor" que para ellos ya no llegará a causa de la sinrazón y la locura de unos cuantos adultos...

Muy buena niña

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

___________________ dijo...

Lo has narrado de una manera tan suave, tan bonita, que el final es especialmente trágico. Terrible, pero lo peor es que pasa y pasará. bueno

Es buenop dejar un grano de arena, porque lo importante es empezar.

Un abrazo,

Pedro.

Jara dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Pedro y seguir adornando mi comentario sería ridículo.
1 besito.

Carlos dijo...

Aún no inventaron los misiles que distingan a los niños de las demas personas, pero lo harán, primero bombas que respetaban las edificaciones, luego la naturaleza, luego los niños. Harán una guerra limpia, sana, humana que puedan ver los niños por la TV.Pero claro eso en el primer mundo. En el resto pueden seguir gastando materian caduco y matando niños. Como dice Pedro, suavemente contado. Desde la mirada de un niño.
Bienvenida de nuevo. Un abrazo

Roc dijo...

Trágico mundo el que vive los niños provocado por la super potencia, que no es nada más que la pobre potencia mundial en un escaparate.
Muy bueno tu relato y muy bonito el modo de escribirlo.
Un abrazo.

Auxi González dijo...

Hola!

Estoy visitando a todos los amigos para deciros que estaré una temporada sin conexión.

Quizá no vuelva por estos lares hasta enero. De todas formas, intentaré haceros una visita cuando las circunstancias me lo permita.

Besotes.

Tormenta dijo...

coincido con pedro y jara... esa forma delicada de narrar le aporta casi mayor dramatismo al relato.
como siempre que vengo por aqui, me ha encantado ^^
un besito encanto