Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

lunes, 27 de agosto de 2007

¡Corre que te pillo!

“¡Corre que te pillo!”


EL HOMBRE DE NEGRO HUÍA A TRAVÉS DEL DESIERTO Y EL PISTOLERO IBA EN POS DE ÉL… los caballos quedaron atrás tumbados, como rendidos y olvidados bajo las frías estrellas que alumbraban aquella noche clara.
El hombre de negro llevaba el traje sucio, casi blanco. Por lo visto, el pistolero le daba tiempo para que se levantara pero no para que sacudiera el polvo. Tropezaba tanto y se sentía tan cansado que, por unos momentos, pensó en rendirse. Mientras, una y otra vez el pistolero miraba fijamente cómo se incorporaba y buscaba el sombrero de copa por entre los cactus y las piedras que ocultaban todo tipo de fauna.
Durante largo rato recorrieron así el camino, uno delate y el otro detrás empujándole, obligándolo a seguir, hasta que el de la chistera no se levantó del suelo.

- De aquí no me muevo, al menos hasta que haya descansado… uffff ¡Qué dolor!
- ¿Pero qué dices, tío? ¡Muévete de una puta vez!
- A ver, ¿cómo te lo digo? ¡Que no me muevo, joder!

El pistolero, enfadado y muy metido en su papel, echó mano del colt que colgaba de su cadera. Lo tocó suavemente con los dedos pero no llegó a sacarlo de su funda.

- ¡Lo sabía! Sabía que si participaba contigo, me quedaba sin oportunidades… ¿tanto te duelen los pies? ¿No puedes aguantar un poco más?
- ¡Joder! ¿Pero qué dices? ¿No ves que queda lo más duro de la puta ginkana de los huevos?

Un grupo de gente casi hilarante los sobrepasó con mucho entusiasmo y tiempo después, justo al amanecer, se dio por finalizado el juego, otorgando al pistolero y al hombre de negro el último puesto.
Javier y Luis compartían amigos y parientes así que, no tenían más remedio que disimular su poca afinidad y su inquina.
Los dos muchachos se alejaron uno del otro en sentidos opuestos mientras dos chicas rubias en bañador y pareo iban recogiendo los enseres utilizados por todos los participantes en las pruebas, incluidos los dos caballos de cartón.

- Ha sido divertido, ¿verdad Lidia?
- ¡Sí! ¡Ha sido guay! ¡Súper guay!

Aquella parafernalia se había montado para celebrar el cumpleaños de Ricardo y su despedida de soltero. Todo había resultado fantástico pero, las vacaciones llegaban a su fin. Sin embargo, ninguno de ellos olvidaría aquella maravillosa aldea perdida en el desierto del Sahara.

Queralt.


Para más y mejores historias que empiecen con la misma frase:
http://elcuentacuentos.com/

7 comentarios:

Asiria dijo...

Lo mejor es que hayas vuelto a escribir una vez mas y sigas el camino iniciado la semana pasada!
Ainnss quien no ha soñado con ser pistolero, pirata, princesa, y cualquiera de los miles de personajes que inundan la fantasía.
El momento en que toca el colt es muy bueno, esa sensación de sentirse pistolero por un momento, una historia que encierra instantes mágicos aunque duren tan solo eso, instantes.
Animo y a por la próxima historia!
Un abrazo!

___________________ dijo...

Jajjaja ¡Una ginkana! La verdad es que participe en mi pocas cuendo era crio, pero me lo pasaba como un enano. Eso sí no era muy bueno, pero tampoco para acabar el último. Por cierto ¿Que tendrá el desierto que nos encandila a todos?

Como dice ninivé me alegro mucho de tu regreso (regresar es apartir de las segunsa semana, si no solo es una visita ; ) )

Un saludo,

Pedro.

OnDiNa dijo...

Creo que eres el único que no ha escrito una historia de venganza ni disparos, sino que has logrado darle un enfoque diferente a la frase, me gusta, ¡sigue escribiendo!.
Saludos.

Ricardo dijo...

Creo que la historia se merece otro final. La idea es original. Llevás al lector a una encrucijada.
El camino de la anécdota está bueno. Pero, de ese cruce de caminos, y con tu capacidad para llevar el relato, me quedé con las ganas.

Ojo, no confundir "quedarse con ganas", con feo. Al contrario, por lo rico.

Un abrazo desde los mares del sur

El mundo de Yas dijo...

Si me llegó tu comentario...
Me gustan mucho las historias que parecen una cosa y luego al final resulta que son otra super distinta, yo he escrito alguna que otra de ese tipo.
Me ha gustado mucho, es corto y te sorprende al final con algo que no te esperas...
Sigue asi....
Un besote burbujiano.
Yasi.

niobiña dijo...

Anda!!! Que era un juego e iban disfrazados!!! Que pasada!!! Aún estoy flipando... jejejej... Me ha gustado mucho!!

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Klover dijo...

Por lo pronto aplausos por lo original...te has salido totalmente del ambiente que pedíala frase y eso es un logro...Aunque te hubiera quedado redondo con un final un poquito más a tono con el principio y nudo del relato...

Hasta la próxima! (jeje..esto parece una fruteria...^^ nunca había visto tantas cerezas juntas)