Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

lunes, 1 de octubre de 2007

YA NO PUEDO ATRAPAR SUEÑOS... (228)


YA NO PUEDO ATRAPAR SUEÑOS…


LAS LÁGRIMAS SILENCIOSAS SE ESCURRIERON VELOCES POR SUS MEJILLAS, PENSANDO EN ÉL Y EN LO MUCHO QUE LE AMABA.
Los ojos, muy rojos de tanto llorar pero también, por la rabia acumulada.
Sus pensamientos volaban buscando recuerdos amables y cálidos pero, llevan tanto tiempo almacenados, que no querían salir. Porque sus recuerdos se han rendido, igual que ella… igual que sus padres y sus abuelos, enfureciendo así a los más antiguos ancestros que andan perdidos allá en la lejanía de la Historia del Tiempo. Cuando ellos aún eran los Hijos de la Madre Tierra y Manitú no los había abandonado.
La cabellera de Pelo Gris, llena de sangre.
Ella la cortó con mucho cuidado para no hacerle daño y la puso en una bolsa de piel de búfalo que, lustrosa, suave e impermeable, acogió a aquellas dos largas trenzas rompiendo así la costumbre de enviar al más allá a los muertos, con el aspecto que tuvieron.
Todo había cambiado, ya no quedaban ancianos para enseñar el camino y el destino.
Los descendientes de aquellos Sioux, llenos de orgullo Lakota, que bailaban bajo la luna la danza de la guerra con la cara pintada y el espíritu en soflama, ahora morían por una balazo en la cabeza o directamente al corazón. Y, sin ceremonia, eran enterrados lejos de los lugares sagrados. Despojados de sus tradiciones y de sus antepasados.
Todo anda confuso… todo anda mal.
Aquellos que viven bajo tierra, ya no tienen mensajes para sus descendientes.
Ahora, los sueños ya no se atrapan en una experiencia mística y el tipi se instala en medio del parque si al gobernador le agradan o, al menos le parecen curiosas, las exhibiciones folcklóricas.
Las lágrimas caían por sus mejillas. Silenciosas. Y ella pensaba en él. Porque le quería. Porque le amaba.
Pelo Gris había sido un buen hombre, un buen padre y un buen agente de la reserva.
Hasta que una bala lo mató.
Todo anda confuso… la noche, ya no arrastra las entrañas del día…
Manitú, ya no fuma con los nuestros…



http://youtube.com/watch?v=8iyEb6idjGQ

Queralt. 01.10.07

PARA MÁS Y MEJORES HISTORIAS QUE EMPIECEN CON LA MISMA FRASE:
http://elcuentacuentos.com/

9 comentarios:

niobiña dijo...

Jolines... A veces las cosas dejan de seguir su camino... Y casi siempre porque nosotros mismos nos encargamos de que no sigan por donde deberían seguir...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

___________________ dijo...

Muy original como hs utilizado la frase. Me ha gustado mucho el cuento, porque es hermoso, aunque triste, y porque denuncia una situación que, aunque nos pueda parecer lejana, no debe caer en el olvido.

Un abrazo,


Pedro.

Andy dijo...

Además de estar lleno de cerezas, tu blog está lleno de certezas.

Voy leyendo de a poco, como se disfruta un buen vino.

Maya Takameru dijo...

Me ha sorprendido (para bien) el uso que le has dado a la frase, muy original. Es una lástima que estén acabando con todas las culturas diferentes, como si fuera necesario que haya sólo una cuando no es así. Me ha encantado ^^

MARISELA dijo...

Me encanta de que además de un buen relato, utilices la frase y tu blog, para algo tan digno como es la protesta sobre las matanzas de los verdaderos y únicos americanos que hay en EEUU.
Besos y felicidades por tu gran historia basada en hechos reales.

Klover dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Klover dijo...

Hola Queralt!

Has llevado la frase a territorios que se salen de lo que se esperaba y lo has hecho con belleza y sensibilidad hacía un pueblo que a medida que avanza la modernidad se ve privado de su cultura cada vez más, "enjaulados" en reservas y perdiendo tradiciones. Un buen enfoque, me ha gustado mucho.

Por cierto :) ya pase a avisarte ^^ pero como me insististe tanto en que continuará con la historia del metro...lo hice...por si te quieres pasar a leerla...

Bueno, Queralt, sin más...un besote muy grande y hasta la próxima!

pd: soy un desastrillo -ultimamente me pasa un montón- pero metí una pequeña errata en el otro comentario....que era igual que este...salvo por la corrección ^^ por eso está borrado :)

~ dijo...

Hola! Creo que terminé mi travesía por el desierto, y no sé si me habrá servido para algo pero sí que durante ella volví a nacer. Pero esa es otra historia que parecerá increible pero que ocurrió ciertamente.
Tan ciertamente como desconocemos la inmensa riqueza que poseían aquellos pueblos previo a la llegada de los europeos. Con que ternura narras escenas que ni las armas ni la intolerancia han podido borrar de la memoria de la Historia. Una bala quita la vida pero no su espíritu y este impregna todo un bellísimo homenaje a unos pueblos cuyo único crimen fue luchar por su supervivencia. Que faz tan distinta tendría ahora América si hubiéramos dejado que la siguieran cuidando, el medio ambiente ahora tan en boca de todos, especies enteras, pueblos, seguirían aún en este mundo.
Tendrían costumbres que erradicar, claro que sí, pero y el resto del mundo? Las imágenes del vídeo que muestras en tu entrada del bebé (no me deja comentar el space) no son sino acciones de este mundo civilizado...
Una reserva, te diría a quien confinaría en una reserva, pero no en Arizona no, sino en Marte, y al aire libre!
Un abrazo! y a seguir con esa fuerza y ánimo escribiendo!!

La Pelirroja dijo...

Como me ha gustado leer esta historia... No es lo que uno espera encontrar cuando entra y esas cosas me gustan. Una historia triste y cierta, las cosas han cambiado tanto, se pierden tanta costumbres hermosas.

Gracias por el cuento.

Besos.