Poco a poco, este blog ha ido creando vida propia. Me empuja y me orienta cuando estoy perdida, me susurra palabras al oído y me llena el corazón de sentimientos compartidos. Nació del boceto de un proyecto sencillo y humilde sigue siendo, en eso no ha cambiado pero, el camino se ha llenado de musas y de liras... ¿quieres vivirlo conmigo?

...

...

lunes, 8 de octubre de 2007

DÉJEN PASO, SEÑORES... (254)


DÉJEN PASO, SEÑORES…


- PREMISAS FALSAS, CONCLUSIONES ESTÚPIDAS, ya te lo dije. ¿No esperarás que te tenga lástima? ¡Vete de aquí! ¡De inmediato! ¡Ya!
Un silencio espeso, muy espeso y muy dramático se extendió muy despacio por todos los rincones de aquella estancia en penumbra, grande y llena de columnas y enormes ventanas de cristales ahumados.
Las luces de la ciudad allá a lo lejos, se reflejaban aquí en el suelo, un suelo brillante y negro que las hacía rielar como si de agua se tratara. Las paredes blancas, pero vacías, a excepción de un cuadro, una pintura que reproducía la imagen típica del otoño con sus colores, sus hojas y con la niebla suave de un amanecer cualquiera en un parque cualquiera lleno de árboles que bordeaban un estanque cualquiera. Nadie se fijaba en el cuadro, pero todos se resentían de sus efectos apáticos y lánguidos.
- ¡He dicho que fuera! ¿No me oyes? ¡Fuera!
Nadie se movió. Por unos segundos, nadie se dio por aludido hasta que, pasados los primeros momentos de tensión, una muchacha muy delgada y muy rubia, tomó la palabra:
- No, no me voy, querido papá. Tú si partes de premisas falsas por lo tanto, llegas a conclusiones estúpidas.
Los ojos de todos los asistentes se escondían sobre el dossier que descansaba, ajeno a todo, sobre cada escribanía que tenían delante. Ahora ya nadie se atrevía ni a respirar.
- Tú- prosiguió la muchacha muy calmada pero con la cara roja por la sangre acumulada-, decides que soy joven, que soy rubia y que soy tonta. Pero, aunque la gestión no te haya gustado, ha sido un éxito. Y te recuerdo que mi madre me dejó las acciones para que no me puedas mantener al margen y voy a ser consecuente con ello. Lo siento si no te gusta- concluyó.
El hombre grueso vestido de negro que la había gritado, viendo que no podía con ella y que no conseguía echarla, se dejó caer sobre el gran sillón, rendido, resignado.
En realidad, tenía razón aquella mocosa insolente. Las ganancias habían sido importantes y el capital que aquella loca había expuesto había sido mínimo. Puede que tuviera raza y puede que la hubiera heredado de él, ¡quién sabe!
- Haces tu propia teoría basándote en tus propias manías y a eso lo llamas razonar. Y yo te digo que te equivocas. Sí, ¡te lo digo! ¡Y te lo diré mil veces si hace falta!
Aquella hija suya, por la que no acababa de sentir cariño, le seguía plantando cara…
Tenía lo que había que tener para andar por este mundo, ¡vaya que sí! Una vez más, lo había demostrado y esta vez, lo había hecho todo ella solita.
Su corazón empezó a latín mucho más fuerte que de costumbre y los golpes le llegaban hasta la garganta. Miró al frente y una visión rojiza lo obligó a restregarse los ojos en busca de un mejor enfoque. Mientras, un miedo irracional invadió su mente y su cuerpo, empezó a temblar asustado.
- Claudia, ¡Claudia! ¡Ven aquí!- le gritó una vez más aún sin poder.
Todos empezaron a levantarse temerosos por si a Don Marcelo le molestaba y no se atrevían a ir un paso más allá de sus sillones.
Claudia acudió a la llamada de su padre y le desató la corbata.
Cuando el hombre pudo respirar un poco le pidió que, en su ausencia, se ocupara de todo.
- ¡Samuel! – gritó una vez más- Dispón de todo lo necesario para que Claudia sea legalmente mi sucesora al frente de ValleVisión. Usa los poderes que tienes y ayúdala en todo…
- Señores- dijo Claudia, dándose la vuelta hacia ellos-, ya lo han oído-y, tomando las riendas de la situación con energía empezó a dar órdenes-. Martínez, llame inmediatamente a una ambulancia y usted, ¿cómo se llama? Ah! Sí, Rodríguez, recoja cada uno de los dossier de la mesa y llévelos al despacho de mi padre que, desde este momento, es mío. Los demás que se vayan a casa hasta nueva orden.
El silencio seguía llenando aquél lugar oscuro pero, las pulsaciones de sus corazones, atronaban sus cabezas. No se atrevían a traicionar a Don Marcelo obedeciendo a aquella pequeña advenediza de buenas a primeras. Se sentían perdidos, sin líder, sin futuro, sin horizonte…
- ¿No me han oído? Y usted, Samuel, traiga los documentos que tenga que firmar para legalizar esta situación. ¡Ya! ¡Vamos! ¿Dónde está la ambulancia, Martínez? ¿Viene ya de camino? ¡Los demás a sus casas! ¡Vamos, vamos!
Don Marcelo la oía desde muy lejos cómo gritaba y cómo daba ordenes.
“Esta chica, vale”, pensó.

Queralt.

PARA MÁS Y MEJORES HISTORIAS QUE EMPIECEN CON LA MISMA FRASE:

http://elcuentacuentos.com/

Y, COMO SIEMPRE, PODÉIS LEER Y DEJAR COMENTARIOS TAMBIÉN EN:

http://arbolesycerezas.blogspot.com/

4 comentarios:

___________________ dijo...

Vaya cuento de tiburones ;) Si es que ya lo dice el dicho: De tal palo tal astilla. Una vuelta de tuerca muy original a la frase, pero lo que mejor resume su tema es el título, muy bueno.


Un saludo,


Pedro.

мαяια dijo...

Jo... que iba a usar la misma frase que Pedro: "De tal palo, tal astilla". Y es que es así... ella era un calco 100% de su padre y él... él empieza a sentir cariño por su hija justo cuando ella se comporta como una desalmada hambrienta de la empresa y la fortuna de su padre... Aunque bueno... acaso se merece otra cosa el tal Don Marcelo? ;)
Ma ha gustado mucho solete. Una historia muy pero que muy buena.
Mil besotes y otros tantos aplausos!!

P.D. Te voy a poder un link en mi Blog a este tuyo si no te importa, vale? Porque en el otro no puedo entrar y como en el foro tienes puesta la Url del otro, pues... nunca soy capaz de llegar hasta aquí! (suerte que hoy lo hice desde el comentario que dejaste en otro blog!! :P)

Klover dijo...

Hola Queralt!

Muchísimas gracias por tus comentarios :) me encantan tan largos y con tantas cositas ^^ No creo que siga con la historia aunque se agradecen los ánimos pero es que...el tren atropella a la chica al final y bueno...aunque no se diga creo que no sobrevivió ^^

Me ha gustado tu historia...yo iba a decir de peces gordos...pero lo de tiburones también le va al pelo...Me ha chocado bastante la frialdad y la fuerza de la chica ante la situación...como coge el toro por los cuernos...joer...que su padre se está muriendo! Bueno nena, que me voy iendo a clase ^^

Un abrazo!!!

Tormenta dijo...

no es justo... yo te había dejado un comentario y no sale!!! :(
en fins, intentaré reproducirlo, más o menos...
te decía que el relato es muy bueno y está muy bien escrito, como de costumbre. lo cierto es que me ha chirriado un poco el hecho de que a la rubia le de por hablar de traspaso de poderes y dossieres mientras que a su padre le está dando un jamacuco... ya se que son todos una panda de tiburones sin escrúpulos pero... qué frialdad!
Tambien me habría gustado que explotaras un poco más el ataque al corazón del padre, para meterme más a fondo en la situación... pero ya te digo, aparte de estos dos pequeñisimos "peros" que te pongo, el relato me ha gustado mucho.
un besito y hasta la proxima historia guapa.
pd. hay una errata muy divertida :P
"su corazón empezó a latín..."
jajajaja me ha dado la risa tonta y todo, no sé porqué ^^